NARIÑESE LUIS ABEL DELGADO YA TIENE LISTA LA BANDA PRESIDENCIAL DE GUSTAVO PETRO

La tela de la banda presidencial la consiguió en Italia, mientras que los hilos de oro provienen de Pakistán. Petro es el quinto presidente colombiano que lucirá una de sus piezas. En Panamá y Ecuador, sus símbolos son famosos.

0 65

 

Fuente: Semana

 

La banda presidencial que lucirá Gustavo Petro este 7 de agosto está casi lista. En Jamundí, en el Valle, en una casa tradicional, permanece el símbolo de la bandera de Colombia que el nuevo mandatario se terciará entre pecho y espalda al lado del presidente del Senado, Roy Barreras.

Luis Abel Delgado, el curtido sastre de los presidentes en Colombia, se encargó de darle forma a la pieza que lucirá el nuevo presidente. Por sus manos han pasado las bandas de los exmandatarios Andrés Pastrana, Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos, Iván Duque y ahora el primer gobernante de izquierda en Colombia.

Delgado, de 50 años, y quien exhibe con orgullo decenas de fotos con personajes internacionales, entre ellos, los Papas Francisco y Benedicto XVI, a quienes les ha confeccionado prendas, es corto de palabras. Sin embargo, confiesa que hace un mes recibió una llamada desde Bogotá. Al otro lado del teléfono le habló un pariente de Gustavo Petro cuyo nombre no revela por prudencia, quien le pidió hacerse cargo de la banda presidencial.

 

Las bandas presidenciales de Luis Abel Delgado las han lucido varios expresidentes de América Latina.
Las bandas presidenciales de Luis Abel Delgado las han lucido varios expresidentes de América Latina. – Foto: Luis Abel Delgado.

 

 

Tan pronto colgó la llamada, empezó a diseñar mentalmente la pieza. No conoce personalmente a Petro y, por tanto, no tiene sus medidas exactas, pero como es curtido en su profesión, el ojo no le falla.

“Tiene entre 1.73 y 1.75, no es tan grueso corporalmente, tampoco delgado. Uno más o menos ya sabe cómo es el señor presidente”, describe. Al final la matemática exacta: 2 metros con 15 centímetros de largo y 12 centímetros de ancho. Las borlas alcanzan los 8 centímetros.

¿El valor del trabajo?, le pregunta SEMANA. “Es secreto de Estado”, responde. Sin embargo, el trabajo, así sea extenuante, no es costoso, relata.

Las comitivas de cada expresidente le llevaban el material hasta su casa. En el caso de Petro, ocurrió lo contrario. Él-según narra-lo consiguió a través de contactos, ha venido obteniendo en el exterior en los últimos años. “La banda presidencial del doctor Gustavo Petro es igual a la de los expresidentes”, dice.

El escudo lo bordó a mano con hilos de seda y oro que provienen desde Pakistán. La tela en seda fina llegó desde Italia.

Elaborar la banda presidencial de Petro le ha costado un mes de trabajo. Lulú, su gata, ha sido testigo de las innumerables horas que pasa al día Luis Abel en busca de tejer cada detalle. “Todo el trabajo es manual, hay que tener mucha concentración para hacer el bordado”, describe.

Delgado tiene historias para contar. Elaboró la banda presidencial de los expresidentes de Ecuador, Sixto Durán- Ballén y Rafael Correa. Sus bordados también los lucieron los exmandatarios de Panamá, Mireya Moscoso, Martín Erasto Torrijos, Juan Carlos Varela- quien lo declaró ciudadano panameño- y el actual mandatario, Laureano Cortizo. “Él es el más bajito de todos”, confiesa. Varela, por su parte, es el más alto y más grueso, añade.

Entre miércoles y jueves, Luis Abel Delgado espera que recojan en la puerta de su casa la banda presidencial que lucirá el nuevo presidente de Colombia, un nuevo mandatario que hará parte de las personalidades que lucen lo que sus manos hacen.

En adelante, la vida del sastre continuará como siempre, entre bordados y costuras que le realiza, eventualmente, al Ejército. Él- quien empezó vistiendo santos y dibujos con lápiz- es el encargado de elaborar los tejidos de las banderas, banderines y otras insignias de los militares. También las gorras que ha lucido Iván Duque con bordados de laureles y el escudo de Colombia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.