LUIS DELFIN INSUASTY RODRÍGUEZ: MAESTRO DE MAESTROS

0 1,332

Por:
Pablo Emilio Obando A.

 

Pablo Emilio Obando

 

 

Como pueblo no siempre hemos sido gratos y reconocedores de sus excelsas cualidades humanistas. Transformó la educación partiéndola en dos, llevando a generaciones de nariñenses y colombianos a disfrutar y poseer una formación que les permitió ganarse la vida, generar empresa y constituirse a su vez en maestros de otros en su camino hacia la independencia económica y empresarial.

En Nariño desde 1973 se vivió la presencia de egresados INEM. Muchachos surgidos de la barriada, los excluidos y sin oportunidades que deambulaban en busca de una verdadera oportunidad que les permita de alguna manera integrarse al mundo económico y laboral. Hasta entonces la educación tradicional no les ofrecía posibilidad alguna de superar los innumerables escollos que su condición económica y social les ofrecía y permitía.

Surge, entonces -1970-, el INEM. Un modelo educativo que al tiempo que educaba, formaba en distintas ramas de la productividad: agropecuaria, electricidad, académica, industrial y promoción social entre otras, son las posibilidades de una generación que se debate entre la opción de la pobreza o de la superación.

Cientos de jóvenes aprenden un oficio y con ello una profesión que les permite llevar el sustento a los suyos, generar empresa y emprender nuevos caminos existenciales. Pasto y Nariño ve con sorpresa cómo su economía despega de la mano de esos muchachos que con su espíritu renovado y su mente educada y transformada abren empresas, talleres, escuelas de formación y de aprendizaje.

El campo, la industria, la producción artesanal reciben ese empuje mágico, producto de una educación significativa y productiva. Lo primero, por cuanto ofrece el sustento de la vida de una manera honrada y digna; lo segundo, por la sencilla razón que con el alma fortalecida se atreven a emprender empresas y negocios que les permiten constituirse en unos nuevos seres forjadores de historia y vida.

El gran cerebro es el pedagogo nariñense LUIS DELFIN INSUASTY RODRÍGUEZ, hombre de origen humilde, de padres campesinos y luchadores que le brindaron su afecto y sus alas para que inicie sus vuelos por mundos imposibles y reinos insondables. Su vuelo abarca cielos de bondad que convierte paraísos donde únicamente existía abandono y dolor. Armado de valor y deseos de superación deja su Yacuanquer para iniciar un recorrido de gloria y buenas cosechas pedagógicas y educativas.

Creador de modelos educativos como CAFAM y asesor permanente de importantes universidades que permiten una educación para el obrero y el asalariado pobre y luchador. Su pensamiento siempre estuvo puesto en las nuevas y renovadas generaciones, más allá de los simples logros políticos o económicos.

Como funcionario de la UNESCO hizo presencia en el mundo entero, entregado siempre a diseñar nuevos y renovados modelos educativos para favorecer a los excluidos de siempre. En pequeñas hojas, con un lápiz y ensimismado en sus pensamientos construía y edificaba modelos pedagógicos, formas y maneras de educar en los cuales el obrero, el trabajador, el artesano, el pobre y el descastado tengan una posibilidad de ascender en su propia formación.

LUIS DELFIN INSUASTY RODRÍGUEZ se constituye en ese verdadero HÉROE que en silencio y sin grandes titulares lleva la oportunidad de educación y formación a esas grandes masas latinoamericanas. Gracias a él, repito, muchas generaciones conocieron la bondad de una existencia tranquila y acogedora.

Hoy, gracias al interés permanente del magíster JAIME RAMIRO GUERRERO VINUEZA, rector del INEM de Pasto, se prepara para el mes de noviembre un sentido homenaje a la vida del pedagogo LUIS DELFIN INSUASTY RODRÍGUEZ. Un libro, un monumento y la presencia de autoridades y egresados INEM serán esa ofrenda que permitirá mantener encendida esa tea de luz y sol en la memoria de los nariñenses. Sus familiares anuncian su presencia como una forma espiritual de rendirle ese tributo y homenaje a su memoria y legado.

Tuve la fortuna de un diálogo con uno de sus hijos en la ciudad de Pereira. El ingeniero LUIS INSUASTY y su esposa Marie Laure Chicot Insuasty quienes gentilmente nos abrieron las puertas de su corazón para compartirnos momentos memorables de la vida de su padre y suegro. Momentos emotivos que nos acercaron a la egregia figura de LUIS DELFIN INSUASTY RODRÍGUEZ y su prodigiosa manera de construir mundos y recorrer países armado, muchas veces, únicamente de su deseo de llevar educación a los excluidos de siempre.

Como nariñenses tenemos la obligación moral de preservar su memoria, darla a conocer a las nuevas generaciones y elevar ese sentimiento de gratitud por quien hizo de su vida un apostolado y de su profesión un servicio y un eterno legado.

 

Luis Delfín Insuasty Rodríguez, educador nariñense
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.