Banner Before Header

PRIMER ENCUENTRO DE SOCIEDADES CULTURALES Y MUTUALES EN TÚQUERRES

Son muchas las sociedades mutuales, culturales, sociales y religiosas que hay en Nariño, a lo largo y ancho de su geografía, sin embargo nunca son suficientes para copar todas las expectativas que tiene la juventud nariñense

0 681

Por:

J. Mauricio Chaves-Bustos

 

J. Mauricio Chaves-Bustos

 

El pasado sábado 30 de septiembre se llevó a cabo en la histórica ciudad de Túquerres el primer encuentro formal de Sociedades Culturales y Mutuales de Nariño, siendo convocados por la asociación anfitriona, Mutual Girardot (1921), acudiendo al llamado representantes de la Fundación Sociedad El Carácter de Ipiales (1913), Asociación Mutual Ricaurte de Pasto (1917) y una delegación de la extinta Sociedad Juventud Laboriosa de Samaniego (1920), de la cual funciona en dicho municipio la biblioteca Los Cocuyos.

No asombra que haya sido la ciudad sabanera la primera en acoger este llamado, ya que fue un territorio que acogió las primeras sociedades culturales y filantrópicas del antiguo Cauca, instalándose en 1842 la Sociedad Filantrópica, a instancias del coronel Anselmo Pineda y con el consecuente influjo de don Simón Rodríguez, maestro del Libertador, quien tuvo colegio y fábrica de velas en Túquerres.

Este encuentro tuvo su antesala el 22 de septiembre de 2022, cuando en la ciudad de Pasto se reunieron sus presidentes y delegados de las mencionades sociedades, ahí se acordó la necesidad de organizar una reunión con los socios de las mismas, con el fin de estrechar lazos de hermandad, de compartir experiencias en más de 100 años de existencia y de fomentar el espíritu mutual y cultural en Nariño.

Los socios de la Asociación Mutual Girardot elaboraron un maravilloso programa, el cual se llevó a cabo en su acogedora sede, en donde se recordó a los fundadores, a los socios fallecidos y a todos aquellos que han permitido mantener el legado por más de cien años, para lo cual se ofreció una misa; posteriormente el presidente anfitrión, Edgar Hernán Belalcázar López, dio unas sentidas y profundas palabras de bienvenida a los socios e invitados; luego, un representante de cada una de las Asociaciones tuvo la oportunidad de contar al público asistente algo de su historia y desarrollo, así como las actividades que realizan en la actualidad en sus respectivas ciudades; posteriormente se ofrecieron una serie de homenajes a quienes hicieron posible este encuentro, así como de reconocimiento entre sociedades hermanas.

Siguió un delicioso almuerzo, en donde se brindó por la fraternidad, la paz, el progreso y la libertad, lemas que unen a estas sociedades; posteriormente se hicieron presentes algunos grupos de bailes que recogen la tradición andina sabanera de Túquerres, para finalmente departir un maravilloso ágape al compás de un grupo musical que resonó en socios e invitados las tonadas que alegran el alma y encantan los recuerdos.

Si bien las sociedades habían tenido encuentros fraternales, nunca se habían reunido las 4, de tal manera que escuchando a sus socios, resaltan algunos puntos de interés: maravillosa la presencia de las mujeres en las sociedades, dignas representantes de la mujer nariñense: inteligentes, trabajadoras, comprometidas con las causas sociales y críticas cuando deben serlo, nos congratulamos con la Asociación Ricaurte, ya que en 105 años tiene por primera vez a una mujer como su presidente, Gloria Adriana Enríquez Riascos, quien con su carisma, inteligencia y generosidad vela sabiamente por los intereses comunes de los asociados.

Resalta de igual manera el hecho de que todas las sociedades tienen sede propia, incluida la de Samaniego de la cual hablaremos más adelante, tuvieron imprenta propia o periódicos, salas de teatro, colegios de enseñanza o de artes y oficios, mostrando con ello el interés de sus fundadores y socios no solamente en la difusión de la cultura, sino también en su democratización, jugando un papel muy importante en el desarrollo de los pueblos nariñenses.

La única sociedad que no está activa en su totalidad es la Juventud Laboriosa de la ciudad de Samaniego, aunque como se ha dicho, sigue funcionando la Biblioteca Los Cocuyos como una herencia directa de sus socios fundadores, el compromiso de las tres sociedades hermanas fue asesorar jurídicamente a los interesados en que esta sociedad renazca nuevamente, ya que los bienes y propiedades parece que están en manos de la Alcaldía Municipal, quienes con seguridad entenderán la importancia del rescate de la sociedad no solamente para Samaniego, sino para todo el territorio y para el departamento de Nariño en general. Enhorabuena por la generosidad y disposición de las sociedades hermanas en este propósito.

Antes de finalizar la reunión del 30 de septiembre, se reunieron sus presidentes: Gloria Adriana Enríquez Riascos de la Ricaurte, Jaime Coral Bustos de El Carácter, Edgar Hernán Belalcázar López de la Girardot y Angela Cajiao en representación de la Juventud Laboriosa, para oficializar el encuentro anual de las sociedades centenarias, quedando para el 2024 como anfitriona la sociedad Ricaurte de Pasto, en 2025 la sociedad El Carácter de Ipiales y en 2026 la Sociedad Juventud Laboriosa, si todo sale como se espera.

Son muchas las sociedades mutuales, culturales, sociales y religiosas que hay en Nariño, a lo largo y ancho de su geografía, sin embargo nunca son suficientes para copar todas las expectativas que tiene la juventud nariñense, hijos de su tiempo, cada vez hay una mayor amplitud de intereses, pasando de los deportivos a los científicos, de los sociales a los personales, sirvan estas sociedades centenarias de claro ejemplo para demostrar cómo verdaderamente la unión hace la fuerza.

Terminamos adecuando un párrafo que escribió el poeta Florentino Bustos en 1938 con ocasión de las bodas de plata de la Sociedad El Carácter, pero que en esta ocasión les sienta bien a todas las sociedades centenarias:

“Saben que no deben abandonar este mundo sin dejarlo mejor de que lo encontraron y sin vacilaciones emprenden la lucha para vencer o morir por sus ideales, sin más armas que su desinterés absoluto y una consagración sin precedentes. (…) Yo os saludo en este día memorable y os acompaño a echar una mirada retrospectiva a vuestra obra para glorificaros y atestiguar a la faz del mundo entero, la magnitud de vuestras sorprendentes hazañas de civilización y de progreso”.

 

Reunión solemne de los miembros de las Sociedades culturales y mutuales del departamento de Nariño, en la sede de la Sociedad Girardot de Túquerres
PUBLICIDAD ADS MANAGER
Publicidad Nación
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.