Posar desnuda: un desafío

“El arte no pide permiso ni da explicaciones”

0 679

Por: Marco Freddy Solarte Ruano

Marco Freddy Solarte Ruano

Pero el artista sí agradece a quienes colaboran en el éxito de su obra; por eso, en el trajinar por el camino de la pintura al óleo sobre lienzo y del dibujo a lápiz, tuve la colaboración de una mujer de amplia cultura y mentalidad abierta, que se sobrepuso a los temores impuestos por los conceptos morales y sociales para mostrar su amor a la literatura, la poesía y la pintura; tal el caso, como se mira en la fotografía, tomada para ilustrar algunos capítulos de mi novela “Sacerdotisa del Erotismo Ritual”.

También contribuyó con mi obra, una mujer joven que ama el arte y, a su manera, acrecienta la cultura del pueblo; por eso muestra su cuerpo desnudo para ilustrar mi vídeo “Brujería, Superstición y Ritos”.

También lo hizo para mi primera pintura al óleo sobre lienzo; dibujado con la técnica de la cuadrícula que, luego, por recomendación del maestro pintor Jesús Burgos, la cambié por el uso de proyecciones sobre papel pergamino. Es destacable su predisposición para dar a las fotografías, enviadas por otras colaboradoras que, despojadas de temores, permitieron realizar mi creación; obviamente con la debida aquiescencia para ilustrar y publicar mis poemas y cuentos. No hubiese hecho tal trabajo, sin la debida observación de los giros corporales, de las líneas y sombras, en cada sesión fotográfica.

De igual manera, una estudiante de Artes, me permitió hacer algunas fotografías al desnudo; con la advertencia de no utilizarlas, tal cual, sino sólo en pinturas o dibujos para ilustrar mis poemas y cuentos.

Con gran determinación, “la Brujita Encantadora” (nombre coloquial)

me permitió tomar, de su perfil en Facebook, las fotografías que quisiera para pintarla o dibujarla; y, además, me regaló su fotografía exclusiva, para ilustrar la portada de mi Poemario “Azahares y Luciérnagas”.

Luego, en atención a su gracia y amabilidad, le hice dos pinturas al óleo sobre lienzo y varios dibujos para ilustrar algunos poemas de “El Festín del Erotismo entre Poemas y Dibujos”.

Por tales logros, en muchas oportunidades recibí hermosos mensajes sobre la calidad de mi obra artística y la habilidad de mis manos. (Al tiempo, había recibido una petición expresa, a través de Messenger, de una filóloga y profesora Sevillana, para que le hiciera un dibujo al carboncillo, lo que, además de sorprenderme, me llenó de alegría al saberme reconocido, más allá de nuestras fronteras.

Entonces, tomé su fotografía, le adicioné los delineamientos y las sombras eróticas necesarias para dibujarla; felizmente, los resultados fueron de su agrado; también hizo algunos comentarios interesantes sobre mis poemas y mi habilidad en el dibujo y la pintura. Como resultado de varios mensajes, al respecto, construimos una linda relación amistosa virtual.

Ahora, sobre el tema que me ocupo, quiero destacar la gran colaboración de una profesora de una I.E.M. de la Ciudad de Pereira, postgraduada en Pedagogía de la Comunicación

y que hizo hermosos elogios para mis poemas y dibujos; al tiempo que me prestó su imagen para promocionar mi libro “El Festín del Erotismo entre Poemas y Dibujos”. Complementariamente, envió algunas fotografías para que le hiciera los dibujos eróticos que bien pudiera; eso sí, con la creatividad del dibujante, y nada más.

Ahora, debo referir la gran contribución de las redes sociales en el Sistema Virtual, para estos logros, y en tal sentido, los utilicé para convencer a una señora que se dedica al arte del Diseño de Modas en la ciudad de Bogotá.

No fue fácil convencerla para que me permitiera dibujarla; solamente, con varios mensajes, pude lograr su aceptación y, seguidamente le hice un dibujo que patentiza su voluptuosidad y unas sombras marcadas entre sus piernas; afortunadamente, tales giros eróticos, fueron de su agrado y lo pude utilizar en la ilustración del Poemario. Para confirmar su gratitud envió una fotografía que se había tomado en ese instante, aclarando que era la primera vez que lo hacía.

En este rango de edad, la profesora de la Universidad de Córdoba, Argentina, accedió a que le hiciera un dibujo, dejando descubiertos sus senos y parte de su cuerpo; y gracias a que le gustó mi enfoque erótico, sin reatos aceptó ilustrar el Poema “Palabras que Tocan”. A esta dama y a quienes adornan con las huellas de los años, mis trabajos artísticos, doy los debidos agradecimientos.

Debido a las afinidades en las andanzas por el camino del arte, una pintora y poetisa siciliana, accedió a que le hiciera un óleo de características eróticas patentes; obviamente que tan sólo envió la fotografía de su rostro; pero yo, en cada boceto descubría su cuerpo y ella me daba su aceptación. Aunque tiene algunas reservas, por tener su esposo

sí mostró su gusto por el óleo y, en agradecimiento hizo la versión libre de mi poema “Como la Vida Misma”.

“COME LA VITA STESSA”

Le mie mani innamorate colme;

nella mia bocca il tuo dolce sapore;

la nostra pelle in una sola melodía;

ubriaco di desiderio tra gemiti e sospiri.

Chiudo gli occhi e ascolto la pioggia che cade,

mentre la brezza batte sulla finestra;

le tende allegre ballano, mi dai un bacio,

un abbraccio, prendi le tue cose e ciao.

Marco Freddy Solarte Ruano, versión libre al Italiano de Enza Luccesea

 

En español:

“COMO LA VIDA MISMA”

Mis manos de amor empapadas;

en mi boca tu dulce sabor;

tu piel y la mía en una sola melodía;

ebrios de frenesí entre jadeos y suspiros.

Cierro los ojos y escucho

de la lluvia el caer;

la brisa azota la ventana

y las cortinas alegres bailotean.

Recibo un abrazo,

también un beso,

toma lo suyo

y… adiós.

San Juan de Pasto, 2018

 

Para concluir, doy la razón a quienes piensan que para escribir hay que vivir y, agrego yo, que también se debe tener la habilidad y el oficio necesario, para transmitir los sentimientos en un lenguaje agradable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.