Banner Before Header

POETAS QUE LE CANTARON A COLOMBIA

IDEAS CIRCULANTES

0 333

Por:

Graciela Sánchez Narváez

 

Graciela Sánchez Narváez

 

La patria, comprendida como ese territorio que nos vio nacer, es una imagen recurrente entre poetas y cantores, especialmente, cuando se sienten víctimas de la incomprensión, cuando sienten rotos sus sueños, e incluso cuando han tenido que salir de ella, obligados por las circunstancias, como en el caso de Luis Felipe de la Rosa, poeta nariñense, entre muchos otros, víctimas del destierro.

El 29 de mayo de 2022 es una fecha en la que Colombia, nuestra patria, afronta una  crucial contienda política, pues los colombianos elegimos un nuevo presidente, con grandes expectativas, por lo que recordar el contenido de estos poemas y a sus autores puede despertar ese sentimiento que los seres humanos ponemos a flor de piel cuando en momentos como éste debemos sentirnos responsables de su destino. De alguna forma, el concepto de patria ha sido comprendido como la tierra que nos dio a luz para volverse nuestra morada, la madre que nos construyó a través del tiempo, con todo lo que somos y queremos ser. Veamos una referencia de algunos de los autores que se han referido al tema y unos breves fragmentos de su obra

 

 

 

AURELIO ARTURO MARTINEZ: (La Unión, Nariño; 1906-1974): Escritor Nariñense, considerado por buena parte de la crítica como el mejor poeta de Colombia en el siglo XX. Expresó que el nuestro es un país donde el verde es de todos los colores. Escribió “Morada al Sur”,  una recopilación de catorce poemas. Una obra corta, pero de las mejores hasta el momento.

 

MORADA AL SUR

“No eran jardines, no eran atmósferas delirantes.
Tú te acuerdas de esa tierra protegida por una ala perpetua de palomas.
Tantas, tantas mujeres bellas, fuertes, no, no eran brisas, no eran aromas palpables,
La luz que venía con tan cambiantes trajes, entre linos, entre rosas ardientes.
¿Era tu dulce tierra cantando tu carne milagrosa, tu sangre?”

 

LUIS FELIPE DE LA ROSA: (Pasto. 1887-1944): Es exiliado al Sur del Continente por la persecución de los conservadores y la jerarquía eclesiástica. Se vio obligado a viajar a Valparaíso (Chile). Recuerda su patria con este poema titulado:

 

ZARZA ROJA
“¡Caravana del dolor! Taciturnas golondrinas,
que partís de los peñones de las márgenes marinas,
con el ala desplegada al combate del ciclón;
si pasarais por los cielos de las selvas colombianas,
Visitad mi tibio muro y dejad en su ventana,
estos versos rojos que escogí en mi corazón”.

 

REINALDO ALBEIRO RODAS: (Almafí, Antioquia, 1970): Comunicador de la Universidad Pontificia Bolivariana. Como novicio Salesiano, viajó a muchos lugares del mundo como Israel, otros países de Asia y algunas ciudades Europeas como Milán. Realizó una Maestría en Comunicación en la Pontificia Universidad Bolivariana.

 

“Oye, vos, Colombia morena y rubia, trigueña romántica, poeta juiciosa en la mañana perezosa, en la tarde, sensual en las noches tropicales y andinas, hey, vos, Colombia, te escribimos desde los rincones milenarios del Asia más oriental que te sueña, desde la inmensa llanura australiana que te piensa, desde los gélidos campos de la Europa que te toca el polo de noches blancas, desde los puertos norteamericanos que han visto ondear tímida tu bandera tricolor, desde los rincones de tus hermanos latinoamericanos, hey, vos, Colombia mía, tan mía, que me has dado risas y lágrimas, preocupaciones y miedos, esperanza, orgullos y vergüenzas. Colombia, ¡Cómo sueño a tus niños felices todos en tu suelo, a tus emigrantes que vuelvan, con tantas ganas de vivirte, a tus hermanos países que te  admiran y se alegran con tu nombre!

 

 

 

CARLOS CASTRO SAAVEDRA: (Medellín, 1924–1989): Conocido como el poeta de la paz. Con su obra literaria reflexionó sobre sí mismo, sobre la nación, para hacer un llamado a la paz y a la esperanza. Escribió incansablemente, hasta completar treinta y cuatro volúmenes  de poesía, prosa y teatro.  Se inspiró en la obra de Pablo Neruda. Hizo un llamado a la resolución de conflictos y a la armonía. Por tratarse de un poema, cuyo sentido alude a nuestro tiempo y a un contenido patrio actual, la transcribo en forma completa.

 

UN CAMINO DE LA PATRIA
Cuando se pueda andar por las aldeas
y los pueblos sin ángel de la guarda;
Cuando sean más claros los caminos
y brillen más las vidas que las armas;
Cuando los tejedores de sudarios
oigan llorar a Dios entre sus almas;

 

Cuando en el trigo nazcan amapolas
y nadie diga que la tierra sangra;
Cuando la libertad entre a las casas,
con el pan diario con su hermosa carga;
Cuando reyes y siervos junto al fuego,
fuego sean de amor y de esperanza;
Cuando el vino excesivo se derrame
y entre las copas viudas se reparta;
Cuando la sombra que hacen las banderas
sea una sombra honesta  y no una charca;
Cuando la espada que usa la justicia,
aunque desnuda,  se conserve casta;
Cuando al mirar a la madre no se sienta
dolor en la mirada y en el alma;
Cuando de noche grupos de fusiles
no despierten al hijo con su habla;
Cuando en lugar de sangre por los ríos
corran caballos flores sobre el agua;
Cuando la paz recobre la paloma
y acudan los vecinos a mirarla;
Cuando el amor sacuda las cadenas
y le nazcan dos alas en la espalda,
Sólo en aquella hora podrá el hombre
decir que tiene Patria.

HECTOR JOSÉ CORREDOR CUERVO: (Gachantivá, Boyacá, 1936): Fue militar, columnista del periódico “Acore” y de otros medios de comunicación locales. Miembro de asociaciones culturales y políticas. Tuvo muchos reconocimientos en Literatura. Escribió:

 

TE AMO COLOMBIA
“Amo tu gente colmada de fantasía,
tus glorias, tu escudo, tu bandera,
Centauros indomables como alegoría de libertad
de hermanos sin frontera.
Mi pensamiento prisionero en agonía,
al no tener tu sol de singular belleza,
ni oír tu hermoso himno en lejanía.
Mi corazón se estremece de tristeza”.
 

JULIO FLORES ROA: (Chiquinquirá, 1867-1923): Poeta boyacense. Representa el Romanticismo tardío que aparece a finales del siglo XIX y a principios del XX. Escribió: Horas, Cardos y lirios, Cesta de lotos, Manojo de zarzas, Gotas de ajenjo, Flecha roja, De pie los muertos, Fronda lírica y muchos más. El poema más destacado y conocido es Mis flores negras.

 

CUANDO LEJOS MUY LEJOS

 

Cuando lejos, muy lejos en hondos mares,
lo mucho que sufro pienses a solas,
Si exhalas un suspiro por mis pesares,
Mándame ese suspiro sobre las olas.
Cuando pierda la tarde sus tristes galas
y en cenizas se tornen las nubes rojas,
mándame un beso ardiente
sobre las alas de las brisas que juegan entre las hojas.
Que yo cuando la noche tienda su manto,
Yo, que llevo en el alma sus mudas huellas
Te enviaré con mis quejas un dulce canto,
en la luz temblorosa de las estrellas.

JOSÉ EUSEBIO CARO: (Ocaña, 1817 – Santa Marta, 1853). Fue un personaje notable en la política, la poesía y el periodismo colombianos Fue perseguido por sus severas declaraciones en contra del gobierno regional, por lo que tuvo que salir del país. Sus escritos políticos, periodísticos y poéticos han sido publicados y reeditados en varias ocasiones. Son muy conocidas varias poesías suyas sobre el exilio.

 

DESPEDIDA DE LA PATRIA

 

Lejos ¡ay! del sacro techo
Que mecer mi cuna vio,
Yo, infeliz proscrito, arrastro
Mi miseria y mi dolor.
Reclinado en la alta popa
Del bajel que huye veloz,
Nuestros montes irse miro
Alumbrados por el sol.

Difícil traducir las emociones que suscita la patria, especialmente cuando se experimentan momentos que nos apartan de ella forzosamente o cuando se pone en entredicho el concepto sublime que inspira y evoca o cuando su realidad no se corresponde con los sueños que creemos posibles. Algo similar a lo que los colombianos confrontamos en estos momentos previos a nuestra decisión de qué país queremos, de qué patria decidimos habitar. Nuestro voto es la carta que marca su destino, por eso es demasiado importante recordar que en la patria que hemos vivido por  tanto tiempo, sólo encontramos en el alma de muchos colombianos, dolor, angustia y sufrimiento. Es importante, un cambio definitivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.