NUEVO CORREDOR BINACIONAL ESPRIELLA – RÍO MATAJE, EN LA ZONA FUTURO DEL PACÍFICO NARIÑENSE

La transformación del Pacífico Nariñense que impulsa la Zona Futuro tiene como esfuerzo principal esta obra de infraestructura, la más importante en la historia de la región.

0 246

 

El Gobierno nacional avanza en la transformación de las regiones de Colombia, en la sustitución de economías ilícitas por lícitas y en la lucha contra la pobreza, abriendo caminos hacia la equidad y la reactivación económica del país. Como parte de este objetivo finalizó, a través del Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), las obras que conforman el nuevo corredor binacional Espriella – río Mataje, proyecto que se convierte en la obra de infraestructura más importante en la historia de la región.

El presidente Iván Duque, declaró: “Las carreteras unen vidas, unen realidades económicas, pero sobre todo abren la esperanza para la transformación de nuestras comunidades. Este corredor es el anhelo de décadas, de muchísimas comunidades azotadas históricamente por la violencia y la exclusión, que se respaldaron en muchos momentos únicamente por la fe, estas comunidades nos clamaban tener un punto de unión que les permitiera a los cacaoteros sacar adelante el chocolate, que permitieran llegar a los mercados de la piangua y también nuevas capacidades de integración alrededor del turismo. Es una vía que atraviesa un cordón selvático y se ha hecho con todo el apego a las normas ambientales, se puede hacer infraestructura sostenible y de la mano de los más altos estándares. Destaco que parte de este anhelo que está materializándose con estos 19 km, que no tienen nada que envidiarle a otras carreteras del continente, con cuatro puentes, que reflejan la calidad, estamos viendo las estructuras de primer nivel que muestran que es con infraestructura que se puede vencer la amenaza de la ilegalidad. Este es un gobierno que habla con hechos, es con hechos que se avanza en esta transformación social. Hoy, con esta vía, lo que vamos es a abrirle a la comunidad la esperanza de las fuentes lícitas de ganarse la vida”.

Desde el comienzo del gobierno, el presidente Duque priorizó ese proyecto, que registraba un avance del 40% y se encontraba completamente desfinanciado; se implementó una gerencia especializada que permitió al Instituto obtener los recursos para reactivar la obra y estructurar una hoja de ruta clara con la que se logró la construcción de 19 kilómetros nuevos de vía.

De igual forma, con el proyecto se construyeron los puentes vehiculares: Candelilla, sobre el río Mira y de 685 metros de longitud; Pusbí, de 66 metros; Pañambí, de 42 metros, y San Juan, de 30 metros. Con estas obras, el INVÍAS ofrece a las comunidades de zonas rurales de Tumaco una mejor movilidad hacia la cabecera municipal, pues reduce sus tiempos de recorrido e impulsa el turismo y la comercialización de productos locales como cacao, palma de aceite y plátano, entre otros.

Este proyecto se convierte además en la cuarta opción de conexión terrestre entre Colombia y Ecuador, pues ya se cuenta con el paso por el puente internacional San Miguel, en el departamento de Putumayo, y los pasos por el puente internacional Rumichaca y la vía que conecta a Tufiño con Cumbal, ambos en el departamento de Nariño.

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, afirmó: “El Gobierno del presidente Iván Duque Márquez sigue en la tarea de concluir, concluir y concluir proyectos que transforman la infraestructura vial del país. En estos tres años de gobierno hemos puesto en servicio, a través del INVÍAS, obras clave como el puente Pumarejo, el túnel de La Línea y la vía Mayapo – Manaure, a las que ahora sumamos el nuevo corredor binacional Espriella – río Mataje, en la Zona Futuro del Pacífico Nariñense. Esto es muestra de que trabajamos con dedicación y transparencia en la construcción de un mejor futuro para todos y en el fortalecimiento de las relaciones con nuestros países hermanos de la región”.

En el desarrollo del proyecto, el Sistema General de Regalías, a través del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD Paz), aportó $16.000 millones con el objetivo de promover el desarrollo productivo, la competitividad y la equidad social en los municipios PDET, bajo el pilar de la paz con legalidad. Además, esta región fue priorizada por el Gobierno nacional como parte de la implementación del programa Zonas Futuro, con el que se trabaja y se transforman vidas en el Pacífico nariñense, Catatumbo, Arauca y el Bajo Cauca y sur de Córdoba, así como en Chiribiquete y parques nacionales naturales aledaños.

La consejera para las regiones, Ana María Palau, resaltó que “bajo el propósito de honrar los compromisos con acciones, obras y resultados, el Gobierno del presidente Iván Duque ha realizado una inversión histórica en el departamento de Nariño, inversión que se ha visto potencializada por los proyectos establecidos en el marco de la Zona Futuro del Pacífico Nariñense, que busca seguir construyendo una Colombia más equitativa y competitiva. El legado del presidente será capitalizar las oportunidades de desarrollo en esta región del país para lograr una transformación sostenible del territorio con la ejecución de proyectos de infraestructura e inversión social”.

Por su parte, el director general de la entidad, Juan Esteban Gil Chavarría, rescató: “La finalización de esta obra clave para el departamento de Nariño y para impulsar el intercambio comercial de nuestro país es una muestra de resiliencia y tenacidad de la ingeniería colombiana. Desde el INVÍAS priorizamos aquellas obras con las que saldamos deudas históricas en materia de movilidad. Ahora, con el nuevo corredor binacional ofreceremos a nuestros transportadores una nueva forma de conectarse con importantes ciudades de Ecuador como Guayaquil o Quito y les evita el desplazamiento hasta el puente internacional de Rumichaca. Así ratificamos nuestro compromiso de abrir ventanas a una nueva infraestructura carretera en el país”.

El gobernador de Nariño, Jhon Rojas Cabrera, se mostró complacido ante la entrega del importante corredor y declaró: “Esta obra nos llena de alegría porque es una realidad. El departamento de Nariño le hace hoy un reconocimiento a usted, señor presidente, porque está cumpliendo y honrando su palabra porque este proyecto fue un compromiso de campaña y hoy es una realidad. Cuando comencé mi periodo me reuní con usted y le planteé 21 puntos para avanzar en nuestro departamento y usted me dijo que si pudiéramos avanzar en 5 sería excelente. Y quiero decirle presidente, que solo estamos a un objetivo de cumplir esos 21 puntos que planteamos en esa reunión, especialmente en materia de infraestructura. Con esta obra llega la legalidad y el futuro para esta región, este es un nuevo punto de frontera que significa hermandad entre las dos naciones”, dijo Rojas Cabrera.

Los múltiples beneficios que genera este nuevo corredor son reconocidos por los habitantes de esta zona de Tumaco, tal como lo expresa Lina Marcela Barrera, una joven productora de cacao que sueña con transformar y exportar su producto a partir de hoy.

“Desde que nací, desde que tengo conciencia, he venido trabajando con el cultivo de cacao, incluso estudié con ese cultivo y así de generación en generación hemos venido produciendo cacao. Nosotros nos vamos a beneficiar mucho, nuestros productos ya pueden ser conocidos y nos va a quedar más clara la ruta para hacer nuestras transformaciones y tener esas alianzas. La meta es darnos a conocer y exportar a otros países, que el día de mañana nuestro producto tenga un sello juvenil que diga ‘Cacao joven’, afirmó Barrera.

De igual forma, con los objetivo de impulsar el desarrollo del campo colombiano y de conectar a los campesinos de Nariño con los principales centros urbanos y sus servicios básicos de atención, a través del INVÍAS se invierten $355.000 millones en las vías rurales del departamento.

La entrega de la vía Espriella – río Mataje transformará la Zona Futuro Pacífico Nariñense, será clave en la nueva generación de fuentes de trabajo y empleo, estrechará nuestros vínculos con los hermanos ecuatorianos, potenciará los puertos de ambos países, profundizará la relación comercial, promoverá las exportaciones, proyectará las capacidades de los dos países para crecer en el mercado Asia-Pacífico y consolidará la legalidad.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.