Banner Before Header

EXPRESIDENTES PREPARAN GOLPE DE ESTADO 

GEOMETRIAS

0 319

Por:

Jorge Luis Piedrahita Pazmiño

 

Jorge Luis Piedrahíta Pazmiño

 

 

Insólito e inaudito es el intento de los ex presidentes Pastrana y Uribe de desconocer los resultados electorales del pasado domingo que les fueron desfavorables. Les hace coro el cuestionado registrador que siendo de los supuestos organismos de control –junto con la Procuraduría, la Fiscalía, la Defensoría y la Contraloría-, está entregado y postrado al gobierno Uribe-Duque.

A todas estas: ¿Qué hace Duque instruyendo a la Registraduría sobre un reconteo general de votos? ¿Y qué hace la Procuraduría? Eso es paladina participación en política, que si hubiera Procuraduría (al modo de un Aramburo-Lleras Restrepo), ya hubiera disciplinado al extralimitado presidente.

 

El reconteo además de ser un imposible físico, es un imposible jurídico. No está previsto en nuestra normatividad electoral semejante esperpento. 

 

¿Piénsese también en qué mega-estadio va a ubicar el Registrador las bolsas que contienen los 20 millones de votos? Y cuándo terminaría el recuento si se calcula que, si se cuenta un voto por cada segundo y sin errores ni reclamos, se llevarían años. Un jurado de votación comprobó en dos mesas, contando voto a voto que se gastaron cuatro días, de 9 a.m. a 9 p.m.

 

 

¿Y quiénes van a contar de nuevo? ¿Los funcionarios duquistas o los miembros del Centro Democrático? Si ya terminaron los escrutinios, los votos están en poder del Consejo Nacional Electoral de mayoría uribista. No hay cadena de custodia y juntos, los uribistas y los pastranistas, sí que saben de fraudes. Dígalo el hijo del presidente milagrosamente triunfador el 19 de abril de 1970 cuando todos los guarismos eran favorables al general Rojas Pinilla. El pueblo votó de día y el gobierno eligió de noche.

Los 5.000 jueces y los notarios –como escrutadores y claveros- ya practicaron el escrutinio sin mayores novedades. En el reconteo fue que hubo errores oportunamente denunciados el domingo mismo de la elección, a las 4 p.m., que es el momento y el lugar para los reclamos. Y por eso mismo corregidos en el escrutinio. Hoy, después de diez días de las elecciones, no proceden ni reclamos ni reproches simplemente por extemporáneos. La propuesta del Registrador -inspirada por el gobierno de Duque- esa sí es apología del delito porque es una incitación al fraude.

Los jurados de cada mesa votación hacen el conteo de los votos con la vigilancia de los testigos electorales y consignan los resultados en el E-14. Los escrutinios comienzan en las zonas municipales o distritales revisando los E-14, y si se presentan enmendaduras, tachones, inconsistencias, etc., se hace el recuento de votos en esa mesa o mesas con esos problemas; esas comisiones escrutadoras consignan los resultados en el formulario E-24, luego vienen las comisiones escrutadoras departamentales que hacen los escrutinios con base en los formularios ya señalados, y resuelven las reclamaciones y apelaciones que se presentaron antes las comisiones municipales o distritales. Los escrutinios están vigilados por los candidatos, sus testigos electorales y sus apoderados, ante los Jueces de la República.

 

 

Un posible reconteo desautorizaría los escrutinios avalados por los 5.000 jueces de la República. Y desacatar a los jueces acarrea delito. Es lo que están propiciando los expresidentes, particularmente Uribe, tan contumaz en desconocer y pisotear a la judicatura.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.