Banner Before Header

“EL BARNIZ DE PASTO ES ÚNICO EN EL MUNDO”: EDUARDO MUÑOZ LORA

“Todos no somos llamados para el arte”, dice Eduardo

0 218

Por:

Albeiro Arciniegas

 

Albeiro Arciniegas

 

 

Es considerada una técnica artesanal autóctona y propia de la ciudad de Pasto, catalogada como única en el mundo. Se la conoce en los cinco continentes, entre otras cosas, gracias al apoyo que recibió del Ministerio de Cultura y Artesanías de Colombia, sin olvidar, primordialmente el talento de los nariñenses que se dedican a este tipo de trabajos.

El gran maestro del barniz de Pasto o Mopa Mopa es Eduardo Muñoz Lora, un artesano nacido en 1945, quien manifiesta que desde niño fue un artista. Dice que, de su madre, que era hábil para los tejidos y su bisabuelo, Juan Lora, que era artesano, tallador y muy buen dibujante, debió heredar su vena artística.

“Todos no somos llamados para el arte”, dice Eduardo. “Por eso es bueno que las madres comiencen a mirar en sus hijos esas aptitudes desde temprana edad para desarrollarlas y no dejarlas perder”. O, por lo menos, ese fue el consejo que le dio un profesor a la progenitora de este nariñense insigne.

“Mi madre tenía una prima que se casó con José Francisco Torres, un maestro barnizador, yo ingresé como oficial y fue el comienza del aprendizaje”. El barniz de Pasto es una laca que se extrae del árbol Mopa Mopa, también conocido como palo de cera, lacre o guayavillo, siendo la materia prima la piel de la hoja del referido árbol que es de color aceituna cristalino.

Es tanta la importancia del barniz de Pasto que fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2020. Las bellas artesanías que elaboran artesanos como Eduardo Muñoz Lora son adquiridas por ciudadanos de países europeos, Estados Unidos y todo el territorio nacional.

“Tuve la oportunidad de viajar a las bellas tierras japonesas, invitado para participar en el quinto concurso mundial de lacas realizado en Tokio”, dice Eduardo. El nariñense viajó por sus escuelas de arte difundiendo esta técnica de origen indígena qué él considera mágica, “una resina que sale del Amazonas con la que hacían urnas rituales”.

El valor económico de una pieza artesanal varía, pero lo importante es la satisfacción de contar con una muestra única en su elaboración y que representa la enorme riqueza cultural con que, actualmente, cuenta el Departamento de Nariño.

 

Pieza de barniz de Pasto

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.