Banner Before Header

LAS INCÓGNITAS TRAS DESAPARICIÓN DE PAULA NICOLE HACE 8 AÑOS EN NARIÑO

La madre de la menor regresará a Buesaco para exigir respuestas de la investigación.

0 574

 

Hace menos de un año, Nilsa Elizabeth Narváez por fin pudo dormir mejor. Pudo recuperar el sueño gracias a la ayuda de un psicólogo, pues desde el 2014 no había podido conciliarlo. Constantemente se despertaba en la madrugada preocupada por su hija.

Han pasado 8 años desde que la imagen de Paula Nicole Palacios Narváez, su hija, jugando en un charco es la última imagen que le permite mantener vivo en su memoria el rostro de su pequeña. La menor fue raptada el 28 de diciembre del 2014 en Nariño. Desde entonces, todo ha sido incertidumbre.

“El 30 de septiembre cumplió 13 años de edad –señala la afligida madre–. Ya han pasado 8 años desde que la vi jugando en el agua. No nos dijimos nada ni recuerdo que me haya dicho algo. Solo sé que fue la última vez que la vi, porque se fue y no volvió”.

La desaparición de la menor ocurrió en Buesaco, una población ubicada a una hora de Pasto, en Nariño. Según los testimonios recogidos, la niña se dirigió a la casa de una tía en la vereda San Antonio, zona rural de este municipio.

La pequeña Paula Nicole Palacios tendría hoy 13 años. Foto: Foto publicada con autorización de los padres de la niña desaparecida

Fueron unas pocas cuadras, eran las 3 de la tarde. El tiempo se congeló en ese momento. Desde entonces se han enunciado múltiples hipótesis, ha habido capturas, mudanzas, separaciones, pero de Paula Nicole no se ha podido saber su paradero.

El próximo 6 de febrero, Elizabeth tiene planeado viajar rumbo a Buesaco para que el caso no quede en el olvido, pues aún hay cabos sueltos tras los más de 2.900 días del secuestro de su hija.

“Estuve trabajando un tiempo en una casa de familia en Ipiales, pero debo regresar porque tengo una oportunidad de trabajo en una fábrica de yines –explica Elizabeth–. Además, mi hijo entrará a estudiar, entonces así aprovecho y estoy pendiente del caso”.

Según cuenta la madre de la menor, el caso que avanzaba y al que le faltaban algunas audiencias se estancó debido a la cuarentena decretada por la pandemia del covid-19. Desde entonces no se supo en qué quedó el caso o qué nueva pista se pudo tener.

El caso

 

Según lo que se ha podido conocer a través de los últimos años sobre la desaparición de la menor, es que durante la tarde de aquel diciembre del 2014, dos camionetas circularon por la zona veredal en la que se encontraba Elizabeth con su hija. Desde uno de estos vehículos, de color rojo, se habría dado el rapto.

Según la reconstrucción de los hechos por parte de la Fiscalía, de la camioneta se bajó un hombre y abordó a la menor.

Tras varios meses de investigaciones, las autoridades capturaron el 20 de noviembre del 2015 a José Germán Paguatián Isandará, quien sería la persona que abordó a la niña aquella tarde del 28 de diciembre.

Fue capturado en el corregimiento de El Remolino, zona rural de Taminango, un municipio ubicado a dos horas del lugar donde fue raptada la menor. En esa zona, Paguatián Isandará laboraba en una finca.

Según los informes reseñados en EL TIEMPO, este hombre tenía antecedentes penales por tentativa de homicidio –pagaba una pena de 6 años– y cuando cometió el delito tenía libertad condicional.

Esta es la niña Paula Nicol Palacios Narváez. Foto:  Archivo particular

El 27 de noviembre de ese mismo año fue capturada Blanca Digna López López, de 52 años en ese entonces, en el barrio Comuneros de Cali. Fue señalada como la determinadora de la desaparición de Paula Nicole, además de ser la responsable de pagar 5 millones de pesos a los encargados de raptar a la niña.

Ese mismo día, en Chachagüí, fue capturada Doris Yolanda Pinta, pareja sentimental de Paguatián Isandará y dos días después cayó Erwin David Quintero Martínez, un mototaxista implicado como campanero.

A la lista de capturas se sumaron las de Luis Antonio López (extrabajador de la finca del abuelo de Paula Nicole varios años atrás) y Jesús Fernando López Bolaños, conductor de la camioneta roja.

Pero luego de varias versiones entregadas, lo único que se pudo obtener con claridad por parte de los implicados es que tras subir a Paula Nicole en la camioneta, viajaron hasta la vía Panamericana y luego no se supo más de la menor, pues hasta ahí llegó José Germán, quien se quedó en Taminango.

¿Caso cerrado?

En diciembre del 2017, José Germán Paguatián Isandará fue condenado a 42 años y 6 meses de cárcel como responsable del delito de desaparición forzada agravada; en julio del 2018, Jesús Fernando López Bolaño y Luis Antonio López Ojeda también fueron condenados por el mismo tiempo.

 

 

8 años de la desaparición de la niña Paula Nicole Palacios Narvaez en zona rural, en el municipio de Buesaco Nariño

 

 

Blanca Digna López López y Erwin David Quintero Martínez se encontraban libres al momento de recibir también sentencia por el caso por la figura de vencimiento de términos, y aunque recibieron una condena, se encuentran prófugos de la justicia.

“Me gustaría que se reactive el caso –denuncia Elizabeth–. No creo que vaya a quedar así, porque falta condenar a más culpables y también falta que aparezca mi hija, guardo la esperanza y donde sea que esté, espero que esté bien”.

Para febrero del 2020, EL TIEMPO reseñó la importancia del juicio oral contra Yolanda Pinto, lo cual auguraba ser clave para acabar con el misterio sobre la desaparición de Paula Nicole.

Pero el covid-19 apareció y todo parece haber quedado en el olvido.

“Voy a ir a hablar con la Fiscalía para saber en qué quedó el caso –explica la madre–. No puede ser que haya quedado así, mi niña aún no aparece”.

Por ahora, Nilsa Elizabeth se mantiene cuerda por su otro hijo de 10 años. Gracias a la ayuda de psiquiatras y el acompañamiento de especialistas en salud mental, por fin puede decir que durmió la noche completa.

A sus 31 años, y luego de ocho años sin noticias de Paula Nicole
, la madre todavía espera que el caso no haya cerrado, y que su pequeña aparezca de nuevo para volver a sentirse completa.

 

Fuente: Redacción El Tiempo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.