Banner Before Header

LA MISMA VITALOGIC QUE TIENE CONTRA LAS CUERDAS A R.H., MORDIÓ EN IPIALES 

GEOMETRÍAS 

0 461

Por:

Jorge Luis Piedrahita Pazmiño

 

Jorge Luis Piedrahita Pazmiño

 

 

No ha prescrito la oportunidad procesal para interponer una acción popular constitucional (art. 88 C.P.) por el escandaloso contrato celebrado entre el municipio de Ipiales y el consorcio Vitalogic.

Lo indignante es que se trata de la misma trasnacional de los negociados que tiene en imputación ante la judicatura al campeón de la lucha contra “la robadera”, el desinflado candidato Rodolfo Hernández, por hechos relacionados con su interés delictivo en la adjudicación de un contrato de US$250 millones para construir, con supuesta tecnología de punta, un relleno sanitario que sirviera al área metropolitana de esa ciudad, en 2017.

En un documento que fue asombrosamente autenticado en notaría y, por tanto, es prueba irrefutable, están los nombres de los cuatro “socios” de la banda comisionista. Entre quienes lo firmaron se encuentra Hernández Oliveros, hijo del flamante RH. Allí se deja constancia de que una persona jurídica, llamada Servicios Convergentes de Colombia S.A.S., le entregará, a ese grupo, un soborno del “2,2 % de participación en la operación (del relleno sanitario) por todo el tiempo —30 años— que perdure el contrato”. Imaginen las sumas. Una segunda coima de US$666.000 quedó pactada en ese documento por la “venta real y efectiva de una planta para procesar 360 toneladas métricas diarias de basura o su equivalente…”. La pagaría J.C. de Colombia E.U. Y a Hernández hijo le llegaría, solo por este concepto, el 28 %, o sea, unos $560 millones de hace cinco años.

Dice el hijo de RH: “Yo no coloco ni un peso. Yo creo que mi trabajo fue el más complejo … Mi trabajo es impulsar el proyecto con todo lo que ya hice … Yo puse a la gente a hablar directamente con mi papá. Hice que contrataran al viejo (a quien direccionaría la adjudicación). Yo no estoy aquí para ponerle plata a nada … Cuando (sic) se ha visto que la persona que les da la entrada a la propuesta y a la persona que va a adjudicar (el alcalde Rodolfo Hernández), le pidan plata??? … Si con todo lo que se tiene a favor de la propuesta no son capaces de meterle ese dinero para avanzar en un proyecto de esa magnitud, pues que no lo hagan. Yo ya me estoy moviendo para hacer otros proyectos en los que me buscan y hasta me ofrecen y lo único que tengo que hacer es que el alcalde (Rodolfo Hernández) les de (sic) un espacio para proponer proyectos. Yo soy el único que es capaz de sentar gente con el alcalde …”. 

 

 

Nosotros (JLP y demás ipialeños) hemos quedado atónitos al colegir que este consorcio que pulsó la honestidad de R.H. y de su hijo Luis Carlos, es el mismo que permeó la Alcaldía de Ipiales.

La empresa Vitalogic RSU, conocida en Bucaramanga por el escándalo en el que está envuelto el exalcalde Rodolfo Hernández, firmó un multimillonario contrato con ISERVI, la empresa de aseo de Ipiales, para tratar sus basuras por los próximos 28 años.

¿En qué se parecen ambas propuestas?, se preguntan los ciudadanos:

El contrato entre ISERVI y Vitalogic se firmó de forma directa, sin licitación pública, el 29 de noviembre de 2019, semanas antes de finalizar el periodo de gobierno del alcalde de Ipiales, Ricardo Romero Sánchez.

El contrato tiene como objeto la implementación de una planta para tratar las basuras de ese municipio de la frontera colombo – ecuatoriana. Para ello, durante los  VEINTIOCHO AÑOS (¡!!) que dura el contrato, se acordó que Vitalogic recibirá el 80% del recaudo de la tarifa y el otro 20% le queda a ISERVI

Si bien el valor del contrato es de $2.995 millones, cuando finalice, Vitalogic espera generar ingresos por $343.000 millones.

Similitudes con Bucaramanga 

El proyecto en Ipiales tiene algunas similitudes con el que se pensaba implementar en Bucaramanga. En la capital santandereana, un fallo del Tribunal Administrativo de Santander viene ordenando el cierre definitivo del relleno sanitario El Carrasco desde 2011 y hay autoridades ambientales y entes de control que cuestionan el impacto ambiental y social del relleno sanitario. Por ello, desde hace varios años se viene buscando una solución para su reemplazo.

En Ipiales sucede un caso parecido. Desde varios sectores hay presión para el cierre del relleno sanitario La Victoria, que está ad portas de cumplir su vida útil, y en ese proceso la Superintendencia de Servicios Públicos ha impuesto varias multas al operador. Por ello, la Alcaldía e ISERVI iniciaron la búsqueda de una solución desde 2016.

En ambos casos, el proyecto se vendió como una tecnología nueva, distinta al relleno sanitario y más limpia, que supuestamente tiene cierre financiero y no genera mayores incrementos en la tarifa de aseo.

Si bien en Bucaramanga hubo licitación, cuando se cayó el proceso el campeón de la lucha anticorrupción Rodolfo Hernández, anunció su intención de firmarlo de forma directa, tal y como se hizo en Ipiales.

Por otro lado, tal y como se propuso en Bucaramanga, ni el municipio, ni la empresa local de aseo tienen que aportar un peso para poner en marcha la planta. Vitalogic pone todos los recursos necesarios para ello, pero a cambio, como forma de retribución, esta empresa recibirá el 80% de la tarifa por 28 años.

De igual forma, así como en Bucaramanga el municipio debía garantizar la entrega de al menos las 1.000 toneladas diarias por 30 años, en Ipiales la administración local se comprometió a entregar un mínimo de 350 toneladas por 28 años. Si llegado el caso esta cifra no se cumple, se aumentan los días de operación del proyecto.

Además, el municipio se compromete a poner el lote. Mientras en Bucaramanga el objetivo era ubicar la planta en El Carrasco, en Ipiales el terreno dispuesto, de unas siete hectáreas, está en el relleno sanitario La Victoria.

 

 

Sin licitación pública 

El acercamiento entre las partes en Ipiales se hizo por iniciativa de Vitalogic RSU, cuyos representantes legales le presentaron el proyecto a las autoridades locales, al conocer los problemas del municipio para la disposición de sus residuos sólidos.

A la firma del contrato se observa en el SECOP I (Portal de Contratación) que nunca hubo una licitación pública. La adjudicación del contrato se hizo de forma directa, pues así lo permite el manual de contratación de Iservi. Así lo reconoció Germán Ponce, Gerente a la sazón de ISERVI firmante del contrato, quien explicó que todo se hizo según lo dispuesto con las normas del derecho privado y lo dispuesto por la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA).

Oportunamente, el manual de contrataciones de ISERVI se modificó el 6 de agosto de 2019, semanas antes de suscribirse el contrato con Vitalogic RSU.

Comprometidas basuras por 28 años 

El plan de construcción e implementación de la planta en Ipiales se va a ejecutar en tres etapas. Primero, se estructura el proyecto y se hacen los estudios previos. Luego, se construye la planta de tratamiento y aprovechamiento. Estas dos fases se harán en 36 meses.

80% de la tarifa de aseo recibirá Vitalogic por tratar los residuos de Ipiales.

La tercera fase es la operación de la planta. El periodo inicial está contemplado en un plazo de 25 años, los cuales pueden variar, según el contrato. Como pago inicial, Vitalogic entregará cinco camiones compactadores nuevos para suplir la necesidad de transporte de basuras que sufre el municipio.

Además de quedarse con el 80% del recaudo de aseo por los próximos 28 años, Vitalogic devengará el 100% de los llamados ‘bonos verdes’ y las toneladas de residuos orgánicos extras que lleguen a procesar en la planta de producción. De esta forma, al terminar el contrato, Vitalogic espera recibir un total de 343 mil millones.

(Insumos periodísticos de El Espectador, Diario del Sur, Vanguardia Liberal)

 

(Más información:

https://vitalogicrsu.com/portfolio-items/ipiales-narino-instituto-de-servicios-varios-de-ipiales-esp/)

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.