Banner Before Header

ANNIE ERNAUX, NOBEL DE LITERATURA 2022

La novelista francesa ha explorado a lo largo de su obra el territorio de la memoria y la feminidad

0 352

 

Annie Ernaux, escritora francesa, Premio Nobel de Literatura 2022

 

Annie Ernaux (Lillebonne, Seine-Maritime, 1940), la nueva premio Nobel de Literatura, no es solo decana y gran dama de la literatura francesa de nuestro tiempo: también es la más joven y rebelde, con mucho.

Ernaux decidió hace poco menos de medio siglo huir de París y su vida literaria, para refugiarse en una ciudad nueva, Cergy, a cincuenta kilómetros de París, feliz a su manera, en una ciudad sin alma, observando las grandes superficies comerciales con la precisión de una entomóloga enamorada de sus vecinos.

Hace apenas un año, me comentaba: «El pequeño pueblo tradicional de mi infancia, quizá siga existiendo, en algún lugar. Y los grandes centros comerciales se han impuesto como realidades… con una diferencia, esencial. En el pequeño pueblo, cada cual era y es libre de entrar y salir de la iglesia, la alcaldía, el bar, el «bistrot». En el centro comercial, esa libertad está muy condicionada, por razones empresariales, económicas, incluso políticas de fondo. Al mismo tiempo, los grandes centros comerciales se han convertido en lugar de encuentro, lugar de citas, lugar de dar un paseo, en soledad, entre amigos, en familia, entre bandas de jóvenes». Y agregaba irónica: «Cuando vuelvo a París, en ocasiones, tengo la impresión que hay demasiados blanco. En Cergy es otra cosa, mucho más «real», multicultural».

Desde el un tercer piso de un inmueble moderno, Annie Ernaux puede observar el paso del tiempo con el rigor de una socióloga que desea comprender la marcha del tiempo y las metamorfosis de la sociedad francesa, sin entrar en valoraciones, con el rigor de una observadora que intenta contar, reconstruir, construir el mundo proceso y desordenado que le ha tocado vivir.

Hija de padres muy modestos, propietarios de un café y una tienda de ultramarinos, en la Normandía profunda, interior, Ernaux estudió lengua y literatura en Rouen y llegó a ser profesora querida por sus alumnos.

Su primer libro, ‘Los armarios vacíos’ (1974) le dio un reconocimiento temprano, que fue creciendo, año tras año, premio tras premio, para culminar, provisionalmente, con ‘Memoria de una chica’ (2016), púdico e impúdico relato autobiográfico, sobre la adolescente que ella fue.

Aquella iniciación al mundo tenía de púdico la luminosa escritura de una mujer madura recordando momentos esenciales, contando con relativo impudor su descubrimiento de las intimidades más profundas.

 

Sus libros

 

Profesora de literatura, muy pedagógica, Annie Ernaux decidió construir una obra realista. Su veintena de libros son una suerte de sismógrafo de las metamorfosis de la Francia del último medio siglo. Que tienen mucho de sociología crítica. La antigua hija de una familia modesta contempla sin sensiblerías la evolución de los seres humanos, la sociedad, la marcha de los negocios públicos. Con el rigor de su estilo, limpio y acerado: tras la sobriedad no es difícil distinguir una espada jupiterina decapitando a los grandes hombres de la vida pública.

Annie Ernaux no ha ocultado nunca una sensibilidad política radical, de extrema izquierda, por momentos. Sin caer en la tentación del militantismo. Pero arremetiendo sin piedad contra los presidentes Nicolas Sarkozy, François Hollande y Emmanuel Macron, insensibles, a su modo de ver, a los desastres sociales que se han sucedido en la Francia de los últimos treinta años.

Tras ese pesimismo crudo y duro sobre la política francesa, la nueva premio Nobel tiene una visión muy humana y esperanzada de la nueva sociedad francesa, multicultural:

 

«Deambulando por un híper, contemplando las idas y venidas de las madres, acompañadas de sus niños, mirando, descubriendo juguetes, regalos, guirnaldas, decoraciones con lucecitas de colores, cuando llega la Navidad … me dije que, bueno, la luz, las luces, también iluminan nuestro amor, nuestros deseos, nuestras ilusiones. Y, desde esa óptica, efectivamente, mirar la luz, maravillarse ante el espectáculo de la luz, tocándolo todo con su resplandor, es una manera de compartir la ilusión, la esperanza, el amor».

Cuatro libros fundamentales de Annie Ernaux, premio Nobel de Literatura 2022

Si hay una autora que ha hecho suyo el género más reconocido en esta última década, el de la autoficción, esa es la francesa Annie Ernaux (Lillebonne, 1940), galardonada con el premio Nobel, que a lo largo de sus más de treinta obras ha sabido escribir (y escribirse, como ha destacado la Academia sueca) «una vida marcada por las fuertes disparidades en cuanto a género, idioma y clase». Esos son los temas que trata en sus libros, dedicados a su educación en una familia humilde, entre mujeres; a su relación con los hombres, vistas desde una perspectiva feminista; a su aborto, a su divorcio…

Estos son los libros más destacados de la autora francesa:

‘Los años’ (2008)

Es el particular Aleph de Annie Ernaux: ‘Los años’ contiene todos los libros que ha escrito. En él están las experiencias que más la han marcado a lo largo de su vida, pero no se queda ahí, sino que tiene el talento de fusionar su memoria individual con la de Francia. A través de su transformación, relata la transformación de su país. De los años cincuenta rescata las frases que oía en su casa, de los grilletes de su educación católica y el ambiente rural; de los sesenta, la liberación sexual; y así hasta los noventa, donde desgrana la sociedad de consumo.

‘La mujer helada’ (1981)

Es su primera incursión en la literatura del yo, después de dos primeros libros en los que aún no había cogido el tono de lo que en años posteriores se bautizaría como autoficción. Con una voluntad marcadamente poética, escribe sobre la sensación de sentirse atrapada en el papel de esposa y madre. «Sabía yo que el mundo estaba hecho para sumergirse en él y disfrutar, que nada podía impedírnoslo», escribe, a la vez que se presenta incapaz de escapar de ese «futuro asignado» por la sociedad.

‘El acontecimiento’ (2000)

Recientemente adaptada al cine por Audrey Diwan, ‘El acontecimiento’ es uno de los títulos fundamentales de Ernaux, entre otras cosas, porque se anticipó a una idea que hoy atraviesa la columna vertebral del feminismo: su aborto clandestino en los años sesenta, cuando aún era estudiante de filología. Su determinación a no querer tener ese hijo choca con una sociedad aún conservadora, en la que abortar se castiga con prisión y multa. En este título retrata una cierta sensación de mujer, «la de una inferioridad natural».

‘Pura pasión’ (1992)

Igual que con el libro del aborto, ‘Pura pasión’ habla sin tapujos sobre el deseo femenino, y no solo eso, sino del deseo de una mujer madura y culta que ansía y desea algo tan sencillo como la llamada de su amante, un diplomático de un país del Este. «A partir del mes de septiembre del año pasado, no hice otra cosa que esperar a un hombre: que me llamara y que viniera a verme», escribe en las primeras líneas del libro. Si en otros títulos prevalece una prosa más lírica, aquí Ernaux escribe sin tapujos, con una escritura aséptica.

Otros premios

Entre los galardones recibidos por Annie Ernaux, destacan el Premio de la Lengua Francesa 2008, el Premio Renaudot 1984, el Premio Strega 2016, el Premio de la Academia de Berlín 2019 y, en España, el Premio Formentor de las Letras 2019. Nueve de sus títulos han sido publicados por Cabaret Voltaire, que en octubre lanzará ‘La ocupación’ y, en 2023, ‘Le jeune homme’ su último libro en Francia. Tusquets ha publicado los títulos ‘Pura pasión’, ‘La vergüenza’, ‘El acontecimiento’ y ‘El lugar’.

 

Annie Ernaux

 

Biografía

Annie Ernaux, de 82 años, se convierte en la decimoséptima mujer que gana el premio, ampliamente considerado el galardón más prestigioso de la literatura mundial, desde que se formó en 1901. Tras enterarse, la escritora dijo haber quedado muy sorprendida. “Nunca pensé que estaría en mi panorama como escritora”, dijo. “Es una gran responsabilidad… testificar, no necesariamente en términos de mi escritura, sino testificar con exactitud y justicia en relación con el mundo”.

Nació en 1940 en Normandía, donde el escenario de sus primeros años de vida fue “pobre pero ambicioso”, señaló Carl-Henrik Heldin, presidente del comité del Nobel. Sus padres tenían una cafetería y una tienda de comestibles, y cuando se encontró con chicas de clase media, experimentó “la vergüenza de sus padres y su entorno de clase trabajadora por primera vez”, según su página en internet.

Esa experiencia la incorporaría luego a sus novelas. Su biografía oficial dice que los temas principales de su trabajo son “el cuerpo y la sexualidad; las relaciones íntimas; la desigualdad social y la experiencia del cambio de clase a través de la educación; el tiempo y la memoria; y el cómo escribir estas experiencias de vida”.

Ernaux estudió literatura, trabajó como niñera en Londres, estaba casada, tenía dos hijos y enseñaba en una escuela secundaria francesa cuando se publicó su primer libro en 1974.

La escritora se divorció a principios de los años 80 y en el año 2000 se retiró de la docencia para dedicarse a la escritura.

Es autora de una veintena de libros entre los que se encuentran “El Lugar”, sobre los complejos y prejuicios de ciertos sectores sociales, “El Acontecimiento”, un relato estremecedor sobre el aborto cuando el procedimiento aún era ilegal en Francia, y “Pura Pasión”, un éxito de ventas en Francia sobre un romance apasionado con un diplomático extranjero casado.

Sus libros se consideran clásicos contemporáneos en Francia.

“Annie Ernaux cree manifiestamente en la fuerza liberadora de la escritura. Su trabajo es intransigente y está escrito en un lenguaje sencillo, limpio”, señaló Heldin.

“Y cuando ella, con coraje y agudeza clínica, descubre las contradicciones de la experiencia social, describe la vergüenza, la humillación, los celos o la incapacidad de ver quién eres, ha logrado algo admirable y perdurable”, añadió.

 

Annie Ernaux

Otros ganadores

El Nobel tiene un valor de 10 millones de coronas suecas, equivalente a (US$ 910.000).

El año pasado lo ganó el novelista tanzano Abdulrazak Gurnah. Y el último escritor francés en obtener el galardón fue Patrick Modiano, en 2014.

Entre los ganadores pasados se incluyen novelistas como Ernest Hemingway, Gabriel García Márquez y Toni Morrison, poetas como Louise Gluck, Pablo Neruda, Joseph Brodsky y Rabindranath Tagore, y dramaturgos como Harold Pinter y Eugene O’Neill.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.