Banner Before Header

REFORMA LABORAL SE HUNDE EN EL CONGRESO

Ahora, el Gobierno deberá replantear su estrategia y explorar otras vías para lograr sus objetivos en materia laboral.

0 319

Por:

Katerin Erazo,

Periodista Fundación Pares

 

katerin Erazo

 

La esperada reforma laboral, uno de los proyectos del gobierno de Gustavo Petro, sufrió este martes 20 de junio un duro golpe al no lograr el quórum necesario para su votación en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes. Con esto, el plazo para la aprobación de las reformas clave del gobierno en las sesiones ordinarias del Congreso llegó a su fin, dejando al Gobierno sin el respaldo legislativo que esperaba tener en su primer año de mandato.

El mismo día en que la oposición convocó a marchas en las principales ciudades del país en rechazo a los proyectos del Gobierno, la reforma laboral se desplomó en el Congreso. El martes 20 de junio representaba la última oportunidad para que el proyecto continuara en curso, debiendo superar al menos el primer debate en las sesiones ordinarias de la legislatura actual (del 20 de julio de 2022 al 20 de junio de 2023) para aspirar a ser discutido en sesiones extraordinarias.

La caída de la reforma laboral ha sido considerada como un asunto de gran gravedad por el Gobierno. Según el presidente Gustavo Petro, como dijo a través de su cuenta de Twitter, este hecho demuestra la falta de voluntad de paz y pacto social por parte del poder económico, ya que los dueños del capital y los medios de comunicación lograron influir en el Congreso en contra de los derechos y la dignidad de los trabajadores. Además, Petro aseguró que el gobierno del cambio no abandonará los intereses de los trabajadores.

Juan Alejandro Pérez, asistente de investigación de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), explicó las dos razones detrás del hundimiento de esta reforma laboral. En primer lugar, señaló que la presentación de la reforma a la salud ocupó la agenda durante varios meses, lo cual redujo el tiempo disponible para la votación y el debate de otras reformas, incluyendo la laboral. En segundo lugar, mencionó el escándalo de Bennedeti-Sarabia, el cual provocó que las votaciones se pospusieran durante dos semanas debido a la falta de quórum.

Pérez destacó que la reforma laboral nunca logró generar consensos entre los diferentes partidos políticos. Tanto el Partido Liberal, el Partido Conservador, La U, Cambio Radical y el Centro Democrático, se mostraron en oposición a esta propuesta de reforma. El asistente de investigación también señaló que otra razón fundamental detrás del fracaso de la reforma fue el manejo político que se le dio. La decisión de presentar todas las reformas de manera simultánea en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes resultó poco acertada, especialmente considerando que se estaba saliendo recién del debate sobre la reforma a la salud.

Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Industriales, se pronunció sobre el hundimiento de la reforma laboral en el Congreso de la República, atribuyéndolo a la necesidad de realizar reformas pensando en el beneficio de toda la ciudadanía, considerando los efectos sobre los trabajadores, las pequeñas y medianas empresas, los desempleados, los emprendedores, los informales y las capacidades de Colombia para generar mejores condiciones para todos.

De acuerdo con el medio de comunicación City TV, se identificaron diez puntos clave en esta reforma laboral. En primer lugar, se tenía previsto dar prioridad a la contratación a término indefinido. En segundo lugar, se establecerían jornadas suplementarias tanto diurnas como nocturnas. En tercer lugar, se propuso aumentar el pago dominical al 100%, en lugar del 75% actual. En cuarto lugar, se mantendría la protección del trabajo en plataformas digitales. En quinto lugar, se buscaría reintroducir el preaviso para los trabajadores. En sexto lugar, se buscaba eliminar la violencia laboral. En séptimo lugar, se fortalecerían los derechos sindicales. En octavo lugar, se mantendrían las ocho horas legales de trabajo diarias. En noveno lugar, se planteaba eliminar los contratos colectivos con organizaciones sindicales. Por último, en décimo lugar, se pretendía establecer la modalidad de jornal agropecuario.

Es importante destacar que esta derrota de la reforma laboral se produjo en medio de una intensa jornada legislativa en la que se convocaron plenarias de la Cámara y el Senado, así como algunas comisiones, con el objetivo de dar trámite a proyectos trascendentales que tenían como plazo máximo este último día (20 de junio) de las sesiones ordinarias.

La no aprobación de la reforma laboral representa un duro golpe para el gobierno de Gustavo Petro, convirtiéndose en una de las tres reformas sociales más polémicas de la temporada. El presidente de la Comisión séptima de la Cámara de Representantes, Agmeth Escaf, lamentó el resultado y afirmó que se hizo todo lo posible por impulsar el proyecto, pero desafortunadamente no se logró. No obstante, Escaf destacó que el gobierno seguirá comprometido en generar cambios y apoyar a los jóvenes.

Ahora, el Gobierno deberá replantear su estrategia y explorar otras vías para lograr sus objetivos en materia laboral. Aunque la reforma laboral no pudo avanzar en esta ocasión, la administración de Petro insiste en su compromiso de promover políticas que beneficien a los trabajadores y busquen la equidad en el ámbito laboral.

La reforma laboral se convierte en la primera de las reformas sociales propuestas por el Gobierno que se hunde en el Congreso. Mientras tanto, la reforma a la salud logró superar exitosamente su primer debate en la misma comisión y se espera que, en sesiones extraordinarias, pueda avanzar en su proceso legislativo. Por otro lado, la reforma pensional destaca por contar con un ambiente más favorable, a pesar de haber sido la última en iniciar su debate. De hecho, esta reforma ha obtenido una aprobación ágil en el primer debate de la Comisión Séptima del Senado, gracias a los acuerdos previamente alcanzados entre los ponentes y la ministra Ramírez.

Cabe añadir que hoy el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, informó que el próximo 20 de julio, en el inicio de la segunda legislatura compartida entre el Congreso y el Gobierno, se presentará nuevamente la reforma laboral. Juan Alejandro Pérez, por su parte, sugiere que al retomar esta reforma se debe considerar la necesidad de replantearla, buscar un consenso más amplio y realizar cambios en el gabinete para generar mayor confianza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.