Banner Before Header

LA AGONÍA DE LAS VICTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO EN NARIÑO.

VISIÓN DE MUJER

0 308

Por:

Elsy Melo Maya

 

Elsy Melo Maya

 

“La situación de las víctimas del conflicto armado en el departamento de Nariño es desgarradora y desesperante. Este departamento ha sido uno de los epicentros del conflicto armado en Colombia y ha experimentado un alto número de desplazamientos forzados. A diario, al menos 50 personas se ven obligadas a abandonar sus hogares para proteger sus vidas e integridad debido a esta situación.

En un encuentro de mujeres pertenecientes a asociaciones de víctimas, se comparten historias de dolor y duelo en las que se recuerda a los seres amados que fueron asesinados o desaparecidos. A través de fotografías, estas mujeres describen las caras, los gestos, el comportamiento, los sueños y los proyectos de sus seres queridos. La ausencia dejada por estas pérdidas es abrumadora y los testimonios llenan los ojos de lágrimas.

Las víctimas del conflicto armado en Nariño tienen derecho a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de sus derechos según la Ley 975 de 2005, sus decretos reglamentarios y el Derecho Internacional Humanitario.

En el Título III de esta ley, que se refiere a la ayuda humanitaria a las víctimas, se establece que estas recibirán ayuda de acuerdo a sus necesidades relacionadas con el hecho victimizante. Esta ayuda tiene como objetivo socorrer, asistir, proteger y atender las necesidades básicas de las víctimas, como alimentación, aseo personal, abastecimientos, utensilios de cocina, atención médica y psicológica de emergencia, y alojamiento transitorio en condiciones dignas.

Sin embargo, a pesar de estas medidas de protección y reparación, la falta de cumplimiento de la misma amenaza con un destino implacable para estas familias que anhelan reparación y sanación espiritual y material. Estas víctimas necesitan reconstruir sus vidas y su integración social en los procesos diarios, pero la falta de cumplimiento de estas medidas dificulta su proceso de recuperación.

Las estadísticas que se manejan en la Asociación para el Desarrollo Integral para Victima Regional Nariño “ADIV” se aproxima a 17 personas asesinadas que hoy en día no registra información y claman el derecho de Justicia reparación y garantías.

En resumen, la agonía de las víctimas del conflicto armado en Nariño es una realidad desgarradora. Estas víctimas merecen recibir la ayuda y el apoyo necesarios para reconstruir sus vidas y encontrar la paz y la justicia que tanto necesitan”.

(DAVID ERNESTO VILLARREAL V. Docente Escuela Superior de Administración Pública ESAP Territorial Nariño Alto Putumayo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.