Banner Before Header

DIEZ LOGROS DEL TERCER CICLO DE NEGOCIACIONES GOBIERNO – ELN

Todo lo avanzado genera retos y expectativas en los territorios donde el conflicto permanece.

0 315

Por:

Luis Eduardo Celis

 

Luis Eduardo Celis

 

Se ha firmado en La Habana el documento y los protocolos iniciales que recogen lo trabajado durante el tercer ciclo de diálogos y negociaciones de este proceso de paz. Este tercer ciclo inició el 02 de mayo y ha concluido este 09 de junio. No es exageración afirmar que fue un ciclo supremamente importante, en tanto le marcó el ritmo a la agenda pactada. Estos son los diez hechos que resaltamos de este tercer ciclo:

1.- El Gobierno Colombiano y el ELN han logrado construir un derrotero compartido para desarrollar la necesaria participación de la sociedad en la construcción de este acuerdo de paz. Se definió la conformación de un Comité Nacional de participación conformado por treinta organizaciones que será instalado el 25 de julio como el espacio promotor de esta necesaria participación, y que las partes han definido como “el corazón” de este proceso.

2.- Se pactó un cese bilateral por seis meses, cese bilateral que será nacional y compromete al Gobierno y al ELN para que se logre consolidar este ejercicio de distensión, contando con monitoreo, verificación y acompañamiento de la Misión de la ONU en Colombia, de la Iglesia Católica y de procesos comunitarios en los territorios donde persiste el conflicto armado. El cese bilateral iniciará el 03 de agosto, pactado por seis meses y con vocación de permanencia, previa evaluación y ajustes por parte de las delegaciones.

3.- La presencia del presidente Gustavo Petro en la clausura del tercer ciclo, en la que reafirmó que la paz de Colombia pasa por justicia para toda la nación y contar con un proyecto compartido en el que se respeten todas las posturas sociales y políticas que deben convivir en Colombia de manera pacífica y respetuosa de la diversidad.

4.- La presencia en la clausura del tercer ciclo de Antonio García, primer comandante del ELN, quien, trayendo la literatura de José Eustasio Rivera y de Gabriel García Márquez, habló de las profundas raíces de estas violencias por superar, para lo cual se requiere la participación de quienes han sufrido exclusiones y agravios en toda nuestra vida republicana.

5.- La coincidencia entre el presidente Gustavo Petro y Antonio García del ELN, de que este proceso de paz puede contribuir a un Acuerdo Nacional.

6.- El mensaje compartido tanto por el Gobierno Colombiano como el ELN, en el sentido de que la administración del presidente Joe Biden debe dar pasos para retirar a Cuba de la lista de “países patrocinadores del terrorismo” por el hecho de apoyar desde hace décadas los procesos de paz con el ELN. El Gobierno Colombiano y el ELN agradecieron todo el apoyo de Cuba para lograr una Colombia en paz.

7.- Haber sorteado las dificultades sobre las valoraciones que presentó el presidente Gustavo Petro sobre la naturaleza del ELN, impasse en el cual se reafirmó el carácter político del ELN.

8.- La ruta de trabajo con fechas y mecanismos para avanzar en lo acordado tanto en participación de la sociedad como en el cese bilateral.

9.- Tener un horizonte de trabajo para todo el año 2023 en dos temas centrales: participación de la sociedad y cese bilateral.

10.- Definir que ahora el proceso tiene dinámicas permanentes para la construcción de este acuerdo de paz, sustentado en la más amplia participación de la diversidad social en medio de un clima de distensión.

Todo lo avanzado genera retos y expectativas en los territorios donde el conflicto permanece y donde las organizaciones étnicas, campesinas, de mujeres y jóvenes deben redoblar esfuerzos y afinar sus propuestas para acordar las transformaciones pendientes que construyan un acuerdo de paz desde los territorios que han sufrido estas largas exclusiones y múltiples violencias a superar.

Fuente: pares.com.co

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.