SUPERMAN Y LA REINA DE HOLANDA

El primer ministro de Holanda, ha presentado una modificación de las Leyes de sucesión al trono, para admitir la eventualidad de que los reyes o reinas de Holanda puedan llegar a contraer matrimonio con una pareja del mismo sexo,

0 153

Por:

Gustavo Álvarez Gardeazábal

 

Gustavo Álvarez Gardeazábal

 

 

Superman fue  un héroe de nuestra infancia que, para ejercer como el gran solucionador de problemas y poder volar por los aires y defender siempre a los buenos de los malos, se disfrazaba, primero en las tiras cómicas y después en las películas, como Clark Kent para mantener el anonimato.

El mismo Superman para corroborar su actitud sexualmente correcta, de acuerdo a la moralidad de entonces, tenía amores con Luisa Lane y así nos ejemplarizó fantasías inaccesibles y nos mostró su debilidad crónica ante la kriptonita, la piedra verde de su planeta original. Ese mismo súper hombre que ha sobrevivido en los videos y el cinematógrafo al paso de los años, sin dejar de ser el mismo personaje que hace casi un siglo surgió para no olvidarse, acaba de ser adaptado a las nuevas realidades y a los nuevos conceptos morales y entronizado como Superman gay o al menos como bisexual.

Al mismo tiempo, el primer ministro del Reino de Holanda, que rige el rey Guillermo y tiene como herederas a dos hijas cercanas a la mayoría de edad, ha presentado al Parlamento una modificación de las Leyes vigentes de sucesión al trono, para admitir la eventualidad futura de que los reyes o reinas de Holanda puedan llegar a contraer matrimonio con una pareja del mismo sexo, sin que por ello pierdan ni sus derechos ni se aminoren sus deberes como esposos, padres y soberanos. No han dicho hasta el momento cuál será la fórmula legal para que los genes en vientre ajeno o la adopción resulten los que solventen el problema que surgiría con el heredero al trono de los Países Bajos, pero algo se inventarán con la sapiencia de que han hecho gala a lo largo de la historia para redactar documentos bancarios y manejar las platas ajenas.

Pero para quienes a mi edad hemos visto evolucionar al mundo, dar giros a los valores y moralidades y olvidarse de preceptos y normas tradicionales, resulta demasiado significativo todo esto que está sucediendo cuando comienza el reino avasallador de los algoritmos y el fuero humano nos va quedando cada vez más reducido.

Muchas gracias

El Porce, octubre 19 de 2021

Escuche la Crónica…

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.