La fotografía como un arte

0 51

Por: Antonio Guerrero Paz, Grupo “Los Chasquis” Senderos Culturales

Un fotógrafo con su cámara es un aventurero a la búsqueda de su mejor fotografía. Es básicamente un observador que vive al compás de lo que registran sus ojos, que revelan realidades y significados, que pueden estar mucho más allá de las imágenes.

El arte de la fotografía es aprender a mirar y ver el significado oculto de todas las cosas. A pesar de los adelantos tecnológicos, la fotografía no depende tanto de ellos porque un artista fotográfico prioriza más su objeto que su cámara, que solo es un medio para perpetuar su mirada y la complejidad que capta con herramienta de fotografía.

A lo largo de la historia el ser humano ha sabido valerse de las diferentes herramientas que había a su disposición para dejar registros de su paso por el mundo y de aquellos acontecimientos que marcarían un antes y un después en la historia de la humanidad.

Las fotos esclarecen el pasado revelando por medio de una síntesis de imágenes una biografía diferente y desconocida.

Son expresiones subjetivas que abarcan recuerdos olvidados, emociones sentidas e infinidad de historias interrumpidas o acabadas que han dejado sus huellas.

Todos los fotógrafos tienen su propio estilo que revela su forma de ver el mundo, su punto de vista, su manera de pensar y sentir desde sus primeras imágenes.

Una foto es el resultado de la observación de un instante en el tiempo y el espacio; y como en la pintura es también, un dibujo de una realidad.

El escritor percibe una realidad y la cuenta, el pintor la dibuja o la pinta y el fotógrafo le saca una foto; porque la realidad que les interesa está en cada lugar que miran.

Un fotógrafo tiene gran necesidad de conocer lugares y debe tener la libertad de ir en su búsqueda, con una cámara para poder expresar cómo piensa y siente con sus fotos.

La fotografía tiene la capacidad de detener el tiempo y de conservar cada instante, es un cuadro del proceso de la vida que nos revela cómo hemos sido, nos muestra el transcurrir de los años, nos recuerda los pueblos, las casas donde hemos vivido, los caminos por donde transitamos, la gente, los cambios de modas; y además, tiene el poder de mantener vivos a los muertos de la mejor manera, llenos de vida cuando aún no se concebía su ausencia.

Si el tiempo se relaciona con el espacio, tal vez de la misma manera, de algún modo, cada instante quede grabado para siempre y cada experiencia, cada lágrima, cada sonrisa, cada triste o feliz evento quede registrado eternamente; y alguna vez, cuando se pueda viajar en el tiempo, los seres humanos puedan revivir esos momentos.

Las buenas imágenes son atractivas de manera natural y por muchos motivos: por su composición, sus protagonistas, por la historia que cuentan, por el ojo del artista que las ha hecho.

Contemplar una buena fotografía es siempre una experiencia completa. Una buena fotografía no se observa sin más, una fotografía de alta calidad se debe leer, debe tener distintos planos expresivos. Una buena fotografía es expresiva en su totalidad.

Las buenas fotografías tienen un contexto cultural: definen un ahora y un aquí. Sirven para explicar historias, o para mostrar eventos, personajes, objetos.

La fotografía se nutre de la imaginación, capacidad intelectual, referencias inmediatas y profundas del fotógrafo. Es un compendio infinito de ideas y percepciones que construyen una perspectiva fotográfica concreta y, sobre todo, rica en matices. Esto no quiere decir que las buenas fotografías necesiten transmitir un mensaje profundo que invite a todo aquel que las vea a reflexionar sobre algún tema importante de la vida.

Una buena fotografía es una imagen consciente, con sentido.

Las fotos buenas nos dejan sin aliento, cuando las vemos; nos absorben los ojos y nos obligan a decir: “Sí, esa foto es buena”.

Mientras levantamos nuestra cámara y miramos el mundo a través del visor, detenemos el tiempo para captar la mejor fotografía, que genere emociones y nos lleve a esos lugares o instantes únicos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.