LA ESAP EN GUALMATAN

VISION DE MUJER

0 211

Por:

Elsy Melo Maya

 

Elsy Melo Maya

 

“En el sistema educativo colombiano, se implementaron políticas que han contribuido a desmontar el monopolio universitario, hasta entonces, en manos de las clases dominantes, que tenían en su haber, la capacidad económica que les permitía costear sus estudios de manera exclusiva, sin necesidad de realizar arduas jornadas de trabajos extenuantes, con el propósito de buscar mayores recursos para poder acceder a la educación superior, como sí debía hacerlo los menos pudientes; solo algunos tenían el poder económico necesario para satisfacer sus necesidades, prerrogativas ajenas a la mayoría de la población que debía conformarse con el título de bachiller que les otorgaban las instituciones educativas locales, que los avalaba para desempeñarse… ¿en qué y en dónde?

Por fortuna, las clases menos favorecidas de la población, cansadas de experimentar el desencanto y el desasosiego, empezaron a vislumbrar alternativas que les permitieron soñar con una vida mejor junto a su familia; el panorama se iluminó, cuando pudieron acceder a las innovaciones educativas que trazaron un nuevo rumbo, con la diversificación de la educación media, el funcionamiento de la universidad abierta y a distancia, y se emprendió el camino de la descentralización de la educación.

Es así que el  Centro Territorial de Administración Pública – CETAP – Gualmatán, abrió sus puertas al suscribirse un convenio interinstitucional entre la administración municipal de ese entonces, representada por el alcalde  Oscar Iván Dorado Rodríguez y la Escuela Superior de Administración Pública – ESAP – representada por la doctora Nohora Mercedes Martínez Tello, directora encargada de la Territorial Nariño – Alto Putumayo, con el objeto de “promover el desarrollo y difusión de la educación y la cultura a nivel general entre ambas instituciones y en particular, el desarrollo de la enseñanza superior y la investigación científica y tecnológica”.

El CETAP inició actividades con 29 estudiantes, con el propósito de impulsar el desarrollo académico de esta zona y ayudar al progreso armónico de la región, bajo la mirada atenta del comité operativo que hacía el seguimiento y la evaluación para que lo pactado se cumpliera a cabalidad; en el segundo semestre de estudios, fuimos sorprendidos por la pandemia del COVID 19, lo cual obligó al sistema educativo, trazar una ruta que permita encontrar soluciones y oriente sus programaciones con miras a obviar los obstáculos del momento; se fortaleció la virtualidad, jugando un papel importante, no únicamente en el desarrollo curricular, sino evitando la deserción escolar.

21 estudiantes culminarán 7º. semestre al finalizar el año 2022, soñando con hacer realidad la obtención de su título profesional que les permita convertirse en excelentes servidores públicos. Tomando una frase de actualidad, aquí se cumple la afirmación: “La ESAP sueña, propone y construye”.

(Lic. Nury Eugenia Chamorro Arthur, coordinadora CETAP Gualmatán)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.